Construcción modular: aumentar el estándar de la vivienda social

Una de las ventajas más importantes que entregan las viviendas modulares es la optimización del tiempo. En sólo tres semanas se puede habitar una casa modular, la precisión en su construcción, evita errores durante la obra que retrasan los plazos de entrega y que además encarecen el presupuesto inicial.

Este tipo de viviendas pueden ampliarse, con la incorporación de nuevos módulos, lo que permite personalizar los espacios según los requerimientos de cada persona.

Otra de las razones que hacen a la construcción modular eficiente, es su bajo impacto ambiental, pues arroja menos desperdicio de materiales, se contamina menos agua, disminuye ruido, polvo y, en general, se reduce el consumo de energía.

Según la experiencia de Tecno Fast, quienes se han dedicado al rubro de las viviendas modulares desde 2014 y cuentan con una producción mensual de 15 mil metros cuadrados, la recepción de las personas a este tipo de viviendas ha sido positiva. “En un comienzo tuvimos que asumir la tarea de educar a nuestros clientes para que comprendieran cómo funciona la construcción modular y tuvieran confianza en que era un producto perdurable y de calidad”, señala el Jefe de Ventas Home de Tecno Fast, Diego Draxl.

Además, comenta que en un inicio la gran mayoría de las casas se destinaban a segunda vivienda, para la playa o el campo. Sin embargo, ahora cada vez son más las que se destinas como primera vivienda, instalándose en todo Chile desde la región de Los Lagos a La Serena.

En cuanto al precio de una casa modular, Draxl indica que éste es de un promedio 17 UFm2 + IVA, valor al que hay que agregar el ítem de traslado y el montaje.

Uno de los factores que Tecno Fast ha potenciado, es el diseño de sus viviendas, razón por la que han trabajado con dos reconocidos arquitectos, Mathias Klotz y Felipe Assadi, las que se caracterizan por la optimización de los espacios y su luminosidad.

2017-04-05T14:17:14+00:00 3 abril 2017|